LUIS ESCOBAR Fotógrafo de un pueblo
Síntesis de la exposición
LUIS ESCOBAR
FOTÓGRAFO DE UN PUEBLO. 1920 - 1950


Se trata de la más exhaustiva exposición de la obra de Luis ESCOBAR (1887), uno de los autores ya clásicos de la fotografía española, y seguramente el más importante fotógrafo popular español de su tiempo. Nacido en Villalgordo del Júcar, en 1920 se estableció en Albacete, iniciando pronto una incesante actividad como fotógrafo ambulante, que le llevó a recorrer durante casi cuarenta años los pueblos de La Mancha. Esta condición suya de ambulante en aquellos años memorables, su excepcional capacidad para reflejar fielmente la realidad que se presentaba ante el ocular de sus cámaras, sus dotes extraordinarias para el reportaje y la composición de grupos, su cercanía con las gentes que retrató, y su poderoso instinto para convertir sus fotografías en relevantes documentos gráficos sobre la vida íntima y pública de la región, hacen de su obra un deslumbrante fresco social de la España de su tiempo.
En su apasionado afán por inventariar todos los órdenes de la vida popular, Escobar mostró una inagotable tenacidad, que le permitió realizar una formidable crónica gráfica y sentimental de la comarca, en un tiempo memorable ya extinguido. El fotógrafo, que nunca se resignó a practicar las faenas rutinarias de sus compañeros de oficio, pronto supo encontrar el modo de reflejar los acontecimientos más sobresalientes de la comarca, ya fresen hechos luctuosos, inauguraciones, celebraciones religiosas, romerías, corridas de toros o actos políticos. Realizó así cientos de imágenes que son otros tantos documentos admirables de la vida popular de la España de su tiempo. En este campo realizó Escobar algunas de sus mejores fotografías, como la de la Agrupación Socialista de Villalgordo del Júcar (1925), las prostitutas del Alto de la Villa (1928), Juan de la Cierva presentando su autogiro (1926), los vendedores ambulantes de navajas (1923) o las imágenes de la vida cotidiana de Albacete durante la Guerra Civil.
La importancia extraordinaria de la obra de ESCOBAR, le sitúa a la altura de los más grandes fotógrafos documentales de la historia, y su testimonio de las gentes, las plazas, los caminos y los viejos oficios ya desaparecidos - cómicos, apeadores, tratantes de ganado, vendedores ambulantes, afiladores - , transciende el ámbito castellano y español, para convertirse en un documento gráfico de interés universal. Un carácter que pronto se puso de manifiesto, tras la publicación de algunas de sus fotografías en el libro colectivo Retratos de la Vida (1980). Desde entonces no ha cesado de crecer el interés por la obra de este fotógrafo excepcional, por parte de los aficionados, historiadores y responsables de instituciones culturales y museos. Esta exposición, que reúne por primera vez la más exhaustiva selección de sus imágenes, responde a este interés general por su obra, presente ya en las más importantes colecciones fotográficas del mundo.
La exposición reúne 77 fotografías, de las que la mitad son positivos de época realizados por el propio fotógrafo mediante contactos directos de las placas de cristal. El resto son copias de gran formato realizadas a partir de los negativos originales por el fotógrafo Juan Manuel Castro Prieto. Se muestran también las cámaras, trípodes, cuadernos de viaje, forillos y otros instrumentos de trabajo de ESCOBAR. Un excelente catálogo realizado por Lunwerg Editores ofrece la totalidad de las fotografías, además de decenas de elementos inconográficos, un documentado texto de Publio LÓPEZ MONDÉJAR y exhaustivos índices cronológicos y bibliográficos.
Publio LÓPEZ MONDÉJAR, autor del libro y Comisario de la exposición, es el más importante fotobistoriador español, y el descubridor de la obra de Luis ESCOBAR. Su libro, Retratos de la Vida (1980) fue el primero en su género publicado en España. Desde entonces ha desarrollado una gigantesca actividad en el campo de la fotohistoria, fruto de la cual son obras ya clásicas como Crónica de la Luz. Fotografía en Castilla-La Mancha (1984), Historia de la Fotografía en España (1998), o Madrid, Laberinto de Memorias (1999). En 1989 inició la publicación de su monumental tetralogía Las Fuentes de la Memoria, de la que han aparecido los tres primeros volúmenes (1989, 1992 y 1996), traducidos ya a varios idiomas. En 1999 realizó en esta misma sala del Círculo de Bellas Artes, la exposición 150 años de fotografía en España, que actualmente itinera por diversas ciudades españolas, europeas y latinoamericanas. Su trabajo ha merecido importantes galardones corno el Gran Premio de Encuentros Internacionales de Fotografía de Arlés (1996), el “Bartolomé Ros” de Photo-España, a la más importante trayectoria profesional en el campo de la fotografía (1999) o el Premio especial del Ministerio de Cultura (1989 y 1998). Para realizar la presente exposición ha invertido más de diez años siguiendo las rutas profesionales de ESCOBAR, durante los cuales llegó a trabajar con miles de sus fotografías, procedentes de diversas colecciones públicas y privadas, del fondo Escobar del Archivo de Castilla-La Mancha y de la propia colección familiar de los descendientes del fotógrafo.
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


© 2003 Centro de Estudios de Castilla-La Mancha Síntesis de la exposición FotografíasPrincipal