BATIMETRÍAS REALIZADAS EN EL HIERRO

INTERPRETACIÓN Y COMENTARIOS

Elena González Cárdenas

 

                                                                                                                            Fuente: Instituto Español de Oceanografía. IEO

 

En un proceso eruptivo de carácter submarino como el que se está produciendo en la isla de El Hierro, el estudio batimétrico del espacio en el que se está llevando a cabo la erupción, es una herramienta esencial para conocer, en primer lugar, la situación y características del proceso eruptivo, y posteriormente para determinar las modificaciones geoestructurales y morfológicas del área de erupción, el volumen de magma emitido, el crecimiento y evolución del edificio volcánico, su morfometría, y las relaciones de estos parámetros con el peligro volcánico y el riesgo para los núcleos de población, en primera instancia, costeros.

La obtención de imágenes batimétricas son la base para poder comprender y abordar la complejidad de un proceso eruptivo como el que afecta al Mar de Las Calmas, ya que de su sola observación en superficie no pueden, ni deben, sacarse conclusiones de cara a la explicación de situaciones puntuales que se dan en la erupción y, mucho menos predecir su evolución.

Las imágenes batimétricas son, en estos casos,  un imprescindible punto de apoyo al que encardinar los resultados de otros parámetros derivados de una correcta monitorización del hecho volcánico (sismicidad, deformación, emisiones gaseosas, etc).

 

Figura 1. Imágenes del fondo oceánico antes de iniciarse la erupción y pasadas unas semanas del comienzo de la misma.

Fuente: Instituto Español de Oceanografía IEO. Interpretación de autor desconocido

En las primeras imágenes que se obtienen del fondo oceánico, una vez que ha comenzado el proceso eruptivo, se aprecia, al compararlas con otras anteriores a dicho proceso, la modificación de ese fondo con la creación de una edificio volcánico de estructura cónica en el que se distingue la presencia de un cráter. El investigador del IEO, J. Acosta, manifestó que se "había localizado en aguas de El Hierro una estructura volcánica con un cono circular prácticamente perfecto al final de una zona de fallas". "El volcán submarino, con un cono de unos cien metros de altura, se encuentra en una especie de valle y en la vertical del edificio volcánico se ha detectado una ascensión de fluido y una columna de gases importante que llega a la superficie y da lugar a la mancha visible desde hace días en el mar de El Hierro".

Figura 2. Imagen del fondo oceánico con el edificio volcánico alojado en la cabecera del cañón submarino

Fuente: Instituto Español de Oceanografía IEO

En esta batimetría se puede observar la cabecera del valle tectónico submarino y el edificio volcánico que se está formando en su interior. La apariencia es de un cono de spatter tipo "hornito" con una cima puntiaguda que puede interpretarse tanto como un salidero casi cilíndrico, muy abrupto, o como una boca abierta en herradura, pareciendo esta segunda interpretación más acorde con las coladas fluidas que parece se estaban emitiendo y que corrían pendiente abajo. Las pendientes del edificio volcánico se aprecian muy pronunciadas, como corresponde a este tipo de construcciones.

Figura 3. Posible interpretación geomorfológica

Fuente: Instituto Español de Oceanografía IEO. Elaboración de esquemas: E. González

Figura 4. Similitud con un hornito subaéreo del lajial de Orchilla

Fotografía de E. González

 

Figura 5. Batimetrías en las que se aprecian nuevas modificaciones del fondo oceánico con la aparición de dos bocas de emisión sobre el cono (B)

y desprendimiento de un bloque de la pared del cañón submarino, así como un crecimiento de la colada de lava (C).

Se empiezan a apreciar interpretaciones de las imágenes que no parecen estar muy acordes con los procesos eruptivos, y en cualquier caso, no aclaran la posición de los materiales volcánicos en el fondo. Entre las figuras A y B se observa una disposición diferente en los materiales que forman el cono y los denominados por los técnicos del IEO "depósitos" Hay también importantes diferencias en la morfología del fondo del cañón. Los rellenos del fondo del cañón en la figura A, "desaparecen" en la figura B, y vuelven a reaparecer en la C, en la que se ve el desprendimiento de un gran bloque de la pared del cañón, cuyas dimensiones son similares a las del cono volcánico.

Fuente: Instituto Español de Oceanografía IEO. Interpretación de autor desconocido

 

 

Figura 6. Batimetrías en las que se aprecian nuevas modificaciones del fondo oceánico.

 

Fuente: Instituto Español de Oceanografía IEO. Interpretación de E. González

 

En la imagen se reflejan nuevas modificaciones en el fondo oceánico. Se aprecia la unificación  de las dos bocas de emisión de la batimetría anterior. Se modifica sustancialmente la disposición del material volcánico con rellenos que llegan a colmatar el fondo de la cabecera del cañón submarino, y desbordan para situarse sobre la plataforma superior. También se aprecia la existencia de una lengua de material lávico que parece salir de una boca eruptiva situada en la cabecera de un vallejo, secundario al valle principal. Aquí no se ve el gran trozo desprendido de la pared del valle (ver explicación en la figura 7).

 

Figura 7. Batimetrías comparadas

Fuente: Instituto Español de Oceanografía IEO. Interpretación imagen 1: E. González, imagen 2: autor desconocido

 

1. Zona de acumulación del material lávico con modificación de la topografía por posible bloqueo del estrechamiento del cañón o por el arrastre del bloque desprendido (punto 2) y posterior cobertura de dicho bloque por nuevos aportes lávicos. 2. Bloque de material cubierto por lava o ¿desaparecido?. El arrastre del bloque desprendido parece poco probable porque hubiera taponado el estrechamiento del cañón, actuado como represa, y generado una gran acumulación de lava "aguas arriba" de la obstrucción. 3. Pequeño cañón con un supuesto acúmulo de lava. No parece observarse un cambio sustancial en la topografía del pequeño cañón por la acumulación de lava. ¿Ha habido realmente tal acumulación?.

 

Figuras 8; 1, 2, 3 y 4.  Imágenes batimétricas realizadas por diversos organismos y en diferentes fechas

Fuente: Imágenes 1-2-3, Instituto Español de Oceanografía IEO, imagen 4: Consejo Superior de Investigaciones Científicas CSIC Interpretación inicial de autor desconocido. Interpretación sobre cambios morfológicos y posibles anomalías térmicas en las fotos 2-2-4: E. González

Imágenes de diferentes fechas y organismos que sólo pueden aproximarnos a la realidad de la existencia de una posible boca de emisión como se señala en la última batimetría realizada por el IEO. Los círculos señalan la posible zona de anomalías que coincidirían con la pluma de emisión secundaria señalada por el  IEO (figura 8.1).

La disposición y características de las sondas y programas aplicados a la captura de imágenes, distorsiona los perfiles de unas a otras. Sin embargo, la comparación de las imágenes parece revelar, en función de los tonos de color, que a la derecha (NE) del cono ubiera una zona de anomalías térmicas que se podría corresponder con el segundo salidero, marcado por el IEO (Figura 8.1)

También parece evidente que ha habido una modificación en el volumen y perfil del edificio volcánico, con un posible ensanchamiento de la base y una disminución de las pendientes oriental y occidental. El nuevo material expulsado habría modificado los relieves circundantes, rellenando vaguadas y enlazando las laderas con las paredes de la cabecera del cañón submarino donde se emplaza el volcán.

El último informe emitido por el IEO, señala un aumento de la pendiente del edificio volcánico en la ladera meridional. Esta circunstancia no se puede observar en las imágenes publicadas ya que las mismas carecen de orientación, aunque parece coincidir justo con el espacio de la figura 8.1 en el que se ha situado el inmenso logotipo del IEO.

Figura 9. Imagen batimétrica en la que se señala el nuevo volcán, el cráter y una posible fisura eruptiva

Fuente: Instituto Español de Oceanografía IEO. Interpretación de autor desconocido

Dentro de los informes emitidos y de las imágenes publicadas, hay que resaltar las diferencias que se observan entre las primeras interpretaciones y las últimas (Figura 8. Por ejemplo en esta imagen se señala la existencia de un "surco de emisión de fluidos/lava" Posible fisura eruptiva, y se aprecia una especia de grieta curvada por la que también parece emitirse lava.

Hay que tener en cuenta que en el conjunto de imágenes que se manejan, sólo ha quedado clara la existencia de tres bocas de emisión: las dos que se observan en la figura 5.B, y la señalada en la figura 8.1 como "pluma de emisión".

Sin embargo, en apreciaciones llevadas a cabo a partir de las fotografías tomadas por el helicóptero de la Guardia Civil, y difundidas por el INVOLCAN, se observa la presencia de múltiples bocas de emisión, con una clara orientación WNW / ESE (figura 10). De  estas imágenes oblicuas y de otras verticales se han deducido las coordenadas de los focos de emisión, y se han situado sobre la superficie y el fondo oceánico (figuras 11 y 12)

Figura 10. Posibles bocas de emisión deducidas a partir de las imágenes de la superficie del océano

Interpretación: E. González

 

Figura 11. Situación de las posibles bocas de emisión, deducidas a partir de las coordenadas obtenidas en vuelo

Fuente: Google earth. Interpretación: A. Márquez

Figura 12. Posición de las bocas de emisión sobre la superficie del fondo oceánico, deducidas a partir de las coordenadas obtenidas en vuelo

Fuente: Instituto Español de Oceanografía IEO. Interpretación: A. Márquez

También se han observado alineaciones  de posibles bocas eruptivas siguiendo una dirección NNE/SSW (figuras 13 a y b) a partir de fotografías aéreas oblicuas y en ortoimágenes (figura 14). Estas alineaciones de bocas se corresponderían con una fisura eruptiva submarina. Sin embargo, sin un conocimiento previo de la dirección de las corrientes superficiales en el día que se obtuvo la fotografía, no es prudente afirmar de forma categórica que se trate de las marcas dejadas por la actividad de múltiples bocas en una fisura eruptiva, porque también se pueden corresponder con un desplazamiento del material emitido, en función de la dirección de los vientos dominantes.

Figura 13 a. Posible alineación de bocas eruptivas sobre una fisura

Fuente: Instituto Geográfico Nacional IGN. Interpretación: E. González

 

 

Figura 13 b. Posible alineación de múltiples bocas de emisión con un cierto grado de especialización,  a lo largo de una fisura eruptiva

Fuente: Instituto Geográfico Nacional IGN. Interpretación: E. González

 

Figura 14. Ortoimagen donde se aprecian múltiples puntos de emisión.

Fuente: NASA

En las últimas semanas de la erupción se observa, a partir de las fotografías emitidas, un posible único foco de emisión concentrada, coincidente con el cráter detectado en las gravimetrías (figuras 15 a y b). Sin embargo en fotografías tomadas el 23 y 24 de enero, por colaboradores de AVCAN (figuras 16 a y b) , y en capturas de imágenes a partir de las webcam instaladas por diversas instituciones, parecen aparecer, al menos tres claros focos de emisión de gases y piroclastos (figuras 14 a y b)

 

Figuras 15 a y b. Aspecto de la superficie del océano el 12 de diciembre y el 23 de enero.

Fuente: Instituto Volcanológico de Canarias INVOLCAN

 

Figura 16 a. Puntos de emisión de gases y piroclastos

Fotografía de T. Quilis

 

 

Figura 16 b. Puntos de emisión de gases y piroclastos

Fotografía de E. Guadarrama

 

Para completar este pequeño informe se incluye una composición de imágenes que señalan posibles focos de emisión de "fluidos volcánicos" llevadas a cabo en la zona de El Golfo

Figura 17. Imagen obtenida de las emisiones de gas en El Golfo (Roques de Salmor y Arenas Blancas)

Fuente: Instituto Español de Oceanografía IEO. Interpretación: autorr desconocido

 

REFERENCIAS

AVCAN  http://www.avcan.org

IGN        http://www.ign.es

IEO        http://www.ieo.es

INVOLCAN  https://www.facebook.com/pages/INSTITUTO-VOLCANOL%C3%93GICO-DE-CANARIAS/134042953295772

Las imágenes que se muestran se han recopilado de archivos y otros medios de información y difusión de AVCAN y de la autora