RECENSIÓN 

 
NADAL, Mª.A. y PEREZ, V. (1991): Los medios audiovisuales al servicio del Centro Educativo. Madrid. Castalia-MEC.
 
Alumno : MIGUEL ANGEL GUTIERREZ SAAVEDRA.
Curso : 3º EDUCACION FÍSICA- 1998/99
Alumno:  GUSTAVO MAGÉN GÁLVEZ
Curso : 3º EDUCACION FÍSICA- 1999/2000

Asignatura : NUEVAS TECNOLOGIAS APLICADAS A LA EDUCACION.
Profesor : D. RICARDO FERNÁNDEZ MUÑOZ.

 RECENSION:

Tarea harto difícil es ser capaz de seleccionar un libro entre la gran cantidad de ellos que se nos ofrecen en la bibliografía ofertada.

Después de haber hecho un pequeño análisis de los libros recomendados, decidí que la mejor elección sería escoger un libro que diera un amplio repaso a la diversidad de medios de que se puede valer un maestro para facilitar su labor educativa, pues mis conocimientos sobre la materia eran muy escasos y quería ir anticipando algunas ideas sobre lo que se me impartiría en la asignatura "Nuevas Tecnologías Aplicadas a la Educación", la cual curso en el último año de mis estudios (3º de magisterio en la especialidad de educación física).

En éste sentido, me decidí por un gran libro de título atrayente, pensando que cuantas más páginas tuviera, más y mejor información contendría. ¡¡Me equivoqué¡¡, no había leído más de 5 o 6 páginas cuando me vi obligado a abandonarlo dada la complejidad de su lectura y el poco común y enmarañado lenguaje que utilizaba. Esto hizo que me viera en la necesidad de buscar un nuevo libro que estuviera en la línea del anterior, es decir, que estuviera enfocado a dar una visión generalizada de los diferentes medios didácticos. Así, encontré éste libro, que, con bastantes menos páginas que el anterior, ofrecía de forma muy sencilla un amplio repaso a la mayoría de los medios audiovisuales existentes en el momento de su publicación, y eso sí, utilizando para ello un lenguaje sencillo, de uso común y poco técnico.

En este libro podemos encontrar dos grandes partes: la referida a los medios audiovisuales que utilizan la imagen fija y la referida a los que utilizan la imagen en movimiento. Tanto en una como en otra, además de identificar los diversos medios que en ellas se encuadran, se hace un análisis general a las características de cada uno, su forma de uso, sus aplicaciones y funciones didácticas, e incluso, en algunos medios en que se precisa de elementos auxiliares (como las diapositivas en un proyector de diapositivas), la forma de elaborarlos adecuadamente. Como antesala de todo esto encontramos una escasa e insignificante alusión a la organización de los recursos audiovisuales en el centro.

En la primera parte se tratan, como ya he mencionado, los medios audiovisuales de imagen fija y se hacen dos nuevas subdivisiones:

I.- La imagen fija no proyectada. En la que se analizan medios audiovisuales de uso tradicional y muy generalizado como pizarras, franelogramas o murales (mapas, láminas...), y medios de uso menos extendido como el comic o la fotografía.

II.- La imagen fija proyectada. En ella se encuentran medios como el retroproyector, el proyector de opacos o el proyector de diapositivas y los diaporamas.
 

En la segunda parte se hace alusión a los medios audiovisuales que utilizan la imagen en movimiento, como el cine o la televisión, y se presta especial importancia al video como medio didáctico ya que ofrece una amplia gama de posibilidades de trabajo y uso. Por último se hace una pequeña cita protocolaria a los nuevos sistemas multimedia que se están empezando a desarrollar en la época.

Dado que en éste libro se hace un análisis a los medios audiovisuales que existen en el momento de su publicación (1991), y dado que en ese momento aún no se había producido la amplia revolución informática que se dará poco después, al leer el libro podemos echar en falta la inclusión de algunos medios audiovisuales actuales con gran valor didáctico y de gran expansión tanto en los colegios como en las casas de los niños y profesores, como son: Internet, CD-I, Video-discos o Software educativos.

Este libro es, sin duda, un libro encaminado a facilitar la tarea del profesor o futuro profesor a la hora de elegir el medio más idóneo para llevar a cavo su tarea didáctica y, encaminado también, a iniciarle en el conocimiento y uso de medios audiovisuales menos corrientes y utilizados en la escuela.

Es de reseñar que éste libro, como ya he mencionado, es un manual para "iniciar" al profesor en aspectos generales sobre el uso, adecuación y utilización de los medios audiovisuales, no siendo adecuado para aquellos profesores que, teniendo ya conocimientos sobre un determinado medio, desean ampliarlos mediante nuevos datos más especializados.

Por estos motivos, la lectura de este libro, sería muy recomendable para aquellos profesores con pocos conocimientos sobre la diversidad de medios audiovisuales que pueden utilizar y también para aquellos que desconocen alguno en concreto, así como para aquellos futuros docentes que, además de mostrar interés por conocer una de las realidades que se van a encontrar una vez se incorporen a su futuro puesto de trabajo, se interesan también por obtener una visión amplia sobre el uso y utilidades de la mayor parte de los medios propuestos en la asignatura "Nuevas Tecnologías Aplicadas a la Educación".

Por último, he de decir que la lectura de este libro se hace más agradable en tanto en cuanto más avanzas en ella, incluso para aquellos con conocimientos nulos sobre la materia, y puede hacer que personas con poca afición a la lectura de este tipo de libros adquieran cierto interés sobre el tema y lleguen a plantearse cuestiones sobre cómo algunos medios audiovisuales pueden tener funciones didácticas, las cuales deban resolver recurriendo a la lectura de nuevos libros (lo digo por experiencia).

MIGUEL ANGEL GUTIERREZ SAAVEDRA



 

TÍTULO: LOS MEDIOS AUDIOVISUALES AL SERVICIO DEL CENTRO EDUCATIVO
AUTORES: Mª ÁNGELES NADAL MARTÍN Y VICTORIA PÉREZ CELADA
PRIMERA EDICIÓN: 1991
EDITORIAL: CASTALIA. Ministerio de Educación y Ciencia
 

Hoy día es inevitable que los más jóvenes, cada vez a más corta edad, se encandilen y embelesen con el cine, la televisión, con un cartel lleno de colores y formas, o una fotografía llamativa antes que con un libro. Es el mundo de la imagen. Pero si lo pensamos fríamente eso no es lo grave. Lo grave es que no saben interpretar ni clasificar toda la información que reciben. Les desborda, y les resulta imposible descifrar los mensajes audiovisuales, en ocasiones, alienantes, debido a que éstos tienen sus propios códigos. La sociedad lo impone. La educación lo sabe: su atractivo y potencialidades didácticas son atributos que los convierten en instrumentos muy válidos y eficaces en el proceso de enseñanza y aprendizaje, y por ello los emplea, con el fin de llamar la atención de los niños. No obstante, sin éxito aparente, o por lo menos, en muchas ocasiones, sin obtener todo el rendimiento que cabría esperar.
Mª Ángeles Nadal y Victoria Pérez proponen en este manual una guía sobre el uso didáctico de los recursos audiovisuales en el aula. Pero desde una intención doble: por un lado, que los docentes los conozcan lo suficiente como para poder enseñar a sus propios estudiantes los códigos particulares de cada recurso y desarrollar en ellos un necesario sentido crítico, y por otro, saber cómo realizar un análisis técnico y didáctico previo, y cómo integrarlo con otros recursos, para poder sacar todo el partido posible a sus posibilidades.
Claramente, se distinguen tres partes en el libro, correspondientes a la clasificación que se hace de los medios audiovisuales según empleen la imagen fija no proyectada, la imagen fija proyectada y la imagen en movimiento. Se detiene en la primera sección a describir algunos recursos muy tradicionales que por su versatilidad y eficacia aún prevalecen (tableros didácticos, pizarras, murales, ...) Aquí analizará también las posibilidades creadoras, informativas y didácticas del cómic y de la fotografía como medios muy interesantes para saber leer la realidad, y su importancia como primeros alfabetos del mundo de la imagen. Orienta su posible utilización en las distintas áreas curriculares. En una segunda parte, imagen fija proyectada, trata más técnicamente los medios audiovisuales tipo proyectores, comentando sus características técnicas principales y cómo deben ser empleados en el aula. No olvidan algunas normas y sugerencias -lógicas algunas, muy interesantes otras- para su correcto uso en el aula, así como para la obtención y presentación de diapositivas o la elaboración de transparencias.
 La parte final del libro la dedican a los recursos más novedosos y más atractivos por excelencia: brevemente el cine y televisión, para luego profundizar más en el vídeo, sin olvidar los sistemas multimedia, aunque éstos de forma muy superficial y sólo a título representativo. Serán las posibilidades del vídeo las que más concienzudamente se analicen, describiendo sus elementos técnicos, métodos de trabajo (visionado, la ficha videográfica,..) y su utilización didáctica en las distintas áreas. De igual manera se orientará acerca de la posibilidades de un sistema de vídeo (grabación, reproducción y producción), centrándose en ésta última al hablar de las etapas de preparación, realización y postproducción. Todo ello ejemplificado al final en una unidad didáctica basada en el visionado de tres cintas de vídeo: un vídeo didáctico, un documental y una película.

Se agradece el estilo sencillo empleado a lo largo del libro, sin excesivas ni complicadas descripciones físicas ni técnicas de los recursos mencionados. El lenguaje claro, conciso y correcto, unido a un enfoque completamente didáctico y con miras al profesorado, lo convierten en una sencilla guía de consulta y de fácil manejo, nada compleja, sobre los medios audiovisuales. Encuentra así el libro un hueco en la asignatura de Nuevas Tecnologías, como bibliografía elemental. En mi opinión, cumple su cometido,  proporcionando una idea muy global  -conocimientos muy útiles, aunque básicos- sobre cómo emplear los distintos recursos audiovisuales, junto con las funciones más adecuadas que pueden acometer según sus características técnicas y pedagógicas. Sin embargo, ese tratamiento genérico tiene su desventaja, ya que  a excepción del tratamiento casi exhaustivo que concede al uso didáctico del vídeo, en los demás casos se echa en falta un estudio algo más completo y profundo del resto de los recursos audiovisuales, un acercamiento menos básico.
De todas formas, y dado mi escaso conocimiento de partida acerca de los aspectos pedagógicos y didácticos más elementales de los medios audiovisuales, la lectura  de este libro se me presenta a modo de introducción y supone una mayor instrucción en este campo, hasta ahora para mí desconocido. Al mismo tiempo, me ha proporcionado una visión panorámica de las posibilidades reales de los mismos, pues he querido entrever a lo largo del libro una llamada de atención de las autoras apelando a nuestra creatividad como docentes, para saber experimentar, investigar y aprovechar estos avances tecnológicos con adecuación y, ante todo, originalidad. En efecto, sus posibilidades no están aún, ni mucho menos, definidas, sino que cada cual, con interés y buen hacer, puede darles un uso innovador y sacarles un inmejorable partido.

Realizada por Gustavo Magén Gálvez



 
 

  Para ver más recensiones